Micrisis's Blog


Bombardeo cruél por la crisis

A veces se nos hace complicado llegar por la noche a casa y no pensar en la crisis que parece ser que toda la población está padeciendo. Me parece totalmente lógico, tras el bombardeo que sufrimos a diario por los medios de comunicación, que por desgracia gobiernan nuestros estados de ánimo desde hace bastante tiempo ya.

Desde que enciendes la radio por la mañana, o coges el periódico en el bar y pasando por los telediarios de turno repetidos hasta la saciedad en todas las cadenas de televisión, no hay hueco lógico para incluir un dato positivo, unas soluciones al problema, o simplemente un poco de labor social.

Es de lo más cansino escuchar en la radio a los mismos contertulianos que luego casualmente encuentras sentados en las mesas de debates televisivos además de tener que leer sus columnas de opinión en los periódicos. Ponen en sus bocas afirmaciones considerándolas verdades absolutas, haciéndose llamar expertos en la materia politica.

No debería estar permitido que durante todo el día nos desborden con -la crisis será aún peor-, para hacer que la sociedad, ésta que nos sacará finalmente de la crisis, muerda más aún el polvo.

De 24 horas de emisión solo he tenido la oportunidad de ver y escuchar dos programas que merecen la pena. Uno, “La Ventana”, gran programa dirigido por Gemma Nierga en la Cadena Ser en el cual tiene una sección para que los oyentes llamen y pregunten como conseguir trabajo o montar una empresa y el resto de oyentes les ofrezca o bien les den consejo de como hacerlo. Y segundo, que me parece lo más tierno, el programa de tarde de Juan y Medio en Canal Sur Televisión. Gente mayor que se siente sola, sin compañia, y que buscan lo más simple, estar acompañados, que al fin y al cabo es lo que soluciona todas las crisis del mundo.  Según me decía mi madre, una de las ministras que visitó el programa informó que durante las 3 horas de emisión del programa, las llamadas al teléfono de ayuda a mayores, bajaban en un 80%.

Quizás, y como conclusión, necesitamos una televisión, prensa y radio de calidad, en la que alenten a la sociedad a vivir luchando, y animándola a salir a pelear por lo que nos pertenece. No necesitamos medios de comunicación que nos hundan en el agujero de la crisis o nos hagan marionetas con 90 horas semanales de Belén Esteban y compañia.

De la crisis siempre hemos salido luchando y saliendo a la calle a protestar. Ningún banquero ricachón o politico acomodado jamás nos sacó de los agujeros. La no-crisis está en nosotros mismos.


Esta será mi Crisis

Crisis…creo que es la palabra más nombrada desde hace más de un año. Palabra que no considero muy mía, la verdad.

De las 7 acepciones que tiene esta palabra según la RAE, las dos últimas se asocian al significado que los seres racionales hemos adoptado en estos tiempos.

Los seres humanos tenemos la manía de mirar siempre al lado más negativo de las cosas, tal vez por el miedo al sufrimiento. Tememos toda la vida que nos pasen cosas desastrosas que nos hagan sufrir y es por esto que agachamos la cabeza y miramos al vacío ante nuestros pies, en vez de mirar arriba, al cielo, para aprender a volar y superar el precipicio.

Pues bien, yo prefiero quedarme con las acepciones de la palabra crisis que sé que tienen un hueco para la luz y la esperanza. Cambio, mutación, juicio… que bien puede ser para bien o para mal.

Aquí veréis mi punto de vista sobre la crisis o las crisis, que para mi no es más que un cambio que conlleva esfuerzo e imaginación para llegar a conocerse uno más como individuo y poder sobrevivir en este mundo materialista y lleno de sinrazón.